COMO AFECTA LA PANDEMIA A LA PEQUEÑA AGRICULTURA

Escrito por: CEDEP AYLLU

Nov 20, 2020

Por: Bertha Ttito Accostupa

La pandemia está afectando a los sistemas alimentarios mundiales, perturbando las cadenas de valor agrícolas y presentando riesgos para la seguridad alimentaria de los hogares y la salud de las personas; en   estos momentos, la prioridad de las políticas públicas nacionales y mundiales copa los titulares de los medios, estalla en los memes de las redes sociales y ocupa la mente de los que tenemos hijos, padres y abuelos.

Ha estado siempre presente en nuestras vidas, como evidencia; la despedida cotidiana de “cuídate”, o los dichos populares de “salud, dinero y amor”; pero en realidad esto se encontraba en un lugar distante en las preocupaciones personales. La dábamos por sentada y no le hacíamos mucho caso. Ahora no podemos, la muerte está frente a nosotros, como un peligro real y presente.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “ligar el desarrollo con la seguridad y los derechos humanos constituye un fuerte argumento para difundir que la seguridad alimentaria, solo puede realizarse asumiendo la autonomía de los gobiernos para definir sus propias políticas alimentarias. Darle prioridad a la agricultura familiar; deriva de requerimientos ambientales, constreñimientos económicos y de nuevas realidades y cambios en el ámbito agroalimentario”.

Asimismo, define la soberanía alimentaria como algo más integral; relacionada con la necesidad de que la alimentación de las personas sea el centro de las políticas públicas, respeta el trabajo de todos los proveedores de alimentos, localiza los sistemas alimentarios, rechaza la privatización de los recursos naturales, se basa en los conocimientos ancestrales, es compatible con la naturaleza y rechaza cualquier método industrializado y otros métodos destructivo. Como sociedad peruana es a lo que debemos reorientar las políticas de gobierno.

La realidad de la pequeña agricultura

La pequeña agricultura provee el 60%de la alimentación básica en nuestro País, en un contexto de emergencia nacional por la pandemia del COVID 19, la agricultura sigue en actividad por ser esencial, continúa produciendo para poder mantenerse activa en el abastecimiento de alimentos y productos como: tubérculos, granos, frutas, verduras y hortalizas,  pero la crisis también afecta especialmente a pequeños agricultores y agricultoras.

Los precios de los alimentos básicos que producen los pequeños productores como los tubérculos, granos y hortalizas están muy altos y la mayor tajada se la lleva el intermediario aprovechándose de esta crisis sanitaria. El MINAGRI tiene que intervenir, los pequeños agricultores están en camino al colapso; porque sus productos se están perdiendo o simplemente no se les paga lo justo y es más, no cubre ni sus costos de producción.

Los pequeños agricultores no tienen acceso a la banca. Es importante que el gobierno haya tomado la decisión de generar un bono para las personas del ámbito rural, sin embargo, es necesario establecer criterios de transparencia y que realmente llegue al pequeño productor que día a día siembra su comida y provee de alimentos sanos hacia las zonas urbanas, cabe recalcar que la aprobación de los 600 millones de soles para el sector rural debe invertirse en este sector tan relegado que es la pequeña agricultura familiar.

Los alimentos que consumimos son de calidad?

Los alimentos que consumimos diariamente han sido una de las principales víctimas de la industrialización alimentaria y más recientemente, del modelo económico vigente. Por causa de las economías de escala; bajar costos, vender más para ganar más, ha generado que la calidad de los alimentos que compramos en los supermercados y bodegas haya ido disminuyendo. La población mundial adquiere cada vez más bebidas gaseosas, snacks, caramelos, galletas, helados, productos ultra procesados y come cada vez más frituras, harinas, embutidos, dulces y fast-food o comida rápida. El resultado se ve en los países desarrollados; una población con mayor índice de obesidad y sobre peso, con enfermedades como la diabetes, autismo, cáncer y alzheimer. Y en los países en desarrollo, se evidencia la obesidad en sectores de ingresos altos y medios, acompañada de anemia y desnutrición en los sectores de bajos ingresos. No solamente engordan; sino que no nutren, además, que estos alimentos bajan las defensas y debilitan el sistema inmunológico.

No puede ser casualidad que el coronavirus haya empezado en China, un país cuya calidad de alimentos ha ido bajando drásticamente y con una contaminación ambiental creciente.

Felizmente, para todos los peruanos, tenemos alimentos de muy buena calidad disponibles: la mayor variedad de frutas de la selva y ceja de selva, la mayor variedad de tubérculos de nuestra sierra, mayor variedad de verduras, legumbres y cereales de la costa y la sierra, variedad de peces y mariscos del mar peruano, muchas raíces y cortezas super alimenticias y curativas de la selva y sierra. Tenemos, al alcance de todos, un verdadero paraíso alimentario, producto de la gran biodiversidad peruana, una de las mayores del mundo. La gran mayoría de estos alimentos son producidos por la pequeña producción, presente en las tres regiones; costa, sierra y selva. Lo que para algunos es una debilidad, una señal de atraso y subdesarrollo, es en realidad una bendición, una fortaleza, y la fuente principal de la salud, que ahora todos buscamos con desesperación. La pequeña agricultura usa semillas naturales (no transgénicas), abonos naturales, casi no usa insecticidas, ni conservantes, ni saborizantes, y demás químicos que afectan la salud de las personas, de esta manera brindan más beneficios para la salud y fortalecen las defensas.

La crisis actual ha hecho que los precios de los alimentos vayan subiendo y permanezcan arriba, para bien de los campesinos; el sector más postergado de la sociedad peruana. Para que estos incrementados recursos no se queden en manos de los intermediarios, el apoyo a la pequeña agricultura debe ser masivo, eficaz y mirando al futuro.

Este debe ser uno de los componentes centrales de la agenda de desarrollo sostenible post coronavirus. Es indispensable potenciar programas como Sierra Productiva, reactivar la pequeña producción campesina, promocionar ferias como “de la chacra a la olla” con los mismos productores y diseñar los mecanismos que sean necesarios y que ayudarán a este sector a mejorar su productividad e incrementar sus bajos ingresos. Lo principal es que el sector logre asociarse y aprovechar la revolución digital en curso. Se pueden desarrollar programas que permitan al consumidor, que está desde ahora muy preocupado por su salud; conocer en dónde se produjo ese kilo de papa, las hortalizas  en qué condiciones ambientales, qué personas intervinieron, a quiénes beneficia, entre otros. Información que van a exigir cada vez más los consumidores locales, nacionales y extranjeros, más conscientes de lo que comen y beben.

No solo es necesario tener lo suficiente para comer, en estos tiempos es indispensable que estos alimentos sean sanos, naturales, sin químicos y que aporten a nuestra salud para mejorar nuestras defensas, Si estamos bien alimentados seremos más resistentes ante cualquier enfermedad.

Prefiero mil veces comer una papa amarilla sancochada, sembrada y cosechada en las alturas de Lares o Huanoquite por una comunidad campesina, que un puñado de papas blancas importadas desde Holanda, recontra fritas en un fast-food, llena de químicos y grasas.

Fuentes de información uilizadas:

  • Conveagro,
  • Red de agricultura ecológica Perú

Entradas relacionadas

IMPORTANCIA DE LOS CULTIVOS ANDINOS EN CONTEXTO PANDEMIA

IMPORTANCIA DE LOS CULTIVOS ANDINOS EN CONTEXTO PANDEMIA

Por: Andrés Loaiza Fernández. Los Andes es uno de los centros de origen  de especies cultivares, que nos brindan una generosa variedad de alimentos oriundos de enorme valor nutricional, cultivados desde tiempos ancestrales, como la papa nativa y una diversidad, de...

LA MISIÓN IMPOSIBLE DE HUYAINO AYA

LA MISIÓN IMPOSIBLE DE HUYAINO AYA

ODISEA.Esta comunidad campesina es un pueblo originario del distrito de Accha de la provincia de Paruro, región Cusco, y lleva 42 años sin poder inscribir su comunidad. Por: Karina Baca Gómez Sánchez Especialista en pueblos indígenas, género y medio ambiente. El Perú...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *