Nuestro trabajo se orienta al
Buen Vivir de la Familia y Comunidad

HISTORIA DEL CEDEP AYLLU

Después del proceso político social que conllevó la Reforma Agraria peruana en 1969, se inició la búsqueda de soluciones a una desigualdad socio-económica de sus habitantes.

El 2 de febrero de 1983 se funda el Centro para el Desarrollo de los Pueblos Ayllu – CEDEP AYLLU, liderado por: Alexander Chávez Saravia, Carmen Cecilia Granadino Penalillo, Bruno Kervin, Grimaldo Rengifo y José Parra Herrera. Con la principal motivación de promover un modelo de desarrollo comunal que contribuya a mejorar la situación de las familias en un contexto de exclusión, con participación plena de la comunidad en el desarrollo de estrategias y soluciones para su territorio.

Es así que inicia su intervención con un proyecto experimental bilateral Perú – Holanda, en 4 comunidades de la provincia de Calca; Qosqo Ayllu del distrito de San Salvador, Huandar en el distrito de Písac, Huancalle y Huatta del distrito de Taray. Se elige este territorio porque se adaptaba a las necesidades del proyecto, cuyo objetivo era encontrar estrategias de desarrollo con pisos ecológicos (valle, medio y alto) para las diferentes comunidades.

En todo ese tiempo se contribuyó al fortalecimiento de las organizaciones comunales, la gestión integral del territorio comunal: suelo, cobertura vegetal y agua como eje articular, elevando los niveles de producción del territorio. Además, se realizó el mejoramiento de infraestructura social, educativa y económica.

Logrando una mayor participación de las mujeres en espacios de decisión, en actividades económicas y productivas, a través de estas estrategias se pudo incrementar los ingresos económicos para las familias y que ellas puedan acceder a mejores oportunidades.

Desde el año 1998 se inicia un proceso gradual de intervención; en algunas comunidades de los distritos de Accha y Omacha de la provincia de Paruro. Mostrando los cambios positivos logrados en el anterior ámbito de intervención y en el año 2002 se implementa el primer proyecto, en el 2005 se involucra a los distritos de Colcha y Pillpinto, donde se continúa trabajando hasta la actualidad.

En el mes de junio del año 2007 decidimos salir por completo del primer ámbito de intervención, no solo porque ya se habían logrado cambios positivos, sino porque también era necesario llevar esta experiencia de trabajo a otros territorios.

Nuestro lema institucional es “Apostando por ecosistemas andinos sostenibles”, porque consideramos que en esta frase se puede resumir el trabajo que realizamos con las mujeres andinas, las familias campesinas y sus comunidades. Buscando el respeto a la dignidad y a los derechos colectivos.

Nuestro lema institucional es
“Apostando por ecosistemas andinos sostenibles”